Cellnex se ha convertido en el mejor valor del Ibex 35 en 2017, al tiempo que Siemens Gamesa terminó el año como el peor valor del selectivo español. Lo sucedido durante el pasado ejercicio deja ambas compañías en situaciones muy diferentes. Parece que una ya ha agotado su recorrido, mientras que los descensos dejan oportunidades en la otra.

Cellnex Telecomha sido el mejor valor del Ibex 35 en el ejercicio que acaba de concluir al apuntarse una subida de casi el 57%. Parece que la positiva evolución bursátil de la compañía está basada en su expansión internacional, apoyada en sus resultados empresariales, así como en la guerra de opas que se vivió, y se sigue viviendo, en la última parte de 2017 por Abertis, su principal accionista.

Así las cosas, ante el culebrón que se sigue viviendo entre ACS y Atlantia por hacerse con la concesionaria española, Cellnex podría seguir avanzando. Y no solo por el interés que despierta en el mercado Abertis, sino también por el apetito que levanta la propia Cellnex. Según varias informaciones, parece que si finalmente la empresa que dirige Florentino Pérez se lleva el gato al agua, superando a la multinacional italiana, su intención es deshacerse de Cellnex. Y no faltarán las ofertas por ella, incluso por parte de sus competidores.

Tanto es así que los grandes fondos y entidades han mejorados sus apuestas en la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones. Ejemplo de ello es que BlackRock ha subido su participación hasta el 6,1% del capital, al tiempo que Goldman Sachs ya posee el 3,18% de las acciones de la catalana.

Sin embargo, comienzan a aparecer algunas dudas sobre el futuro de Cellnex, tras el gran avance registrado en 2017, una subida que la deja sin potencial. Así, el consenso de analistas de Reuters recomienda comprar los títulos de Cellnex con un precio objetivo de 21,15 euros por acción con lo que la compañía de infraestructuras de comunicación se queda sin recorrido, ya que dicho precio está un 1,2% por debajo de los niveles actuales de cotización. De las 24 casas de análisis que cubren a la compañía, 15 aconsejan comprar; seis, mantener, y tres, vender.

En este sentido, la responsable de ventas institucionales de CMC Markets, Sara Carbonell, considera que a Cellnex le ayuda Abertis. “Cellnex lo ha hecho fenomenal. Por fundamentales es perfecta. Pero está muy cara por PER, puede estar muy sobrevalorada. Esto dependerá de la aversión al riesgo del inversor. El que opte por esta alternativa, que acote el riesgo con stop y que lo respete” añadía en una entrevista con Estrategias de Inversión.

No le falta razón a Carbonell, ya que el PER de Cellnex es de 142,29 veces, muy por encima de Telefónica y de Euskaltel, compañías similares cuyo beneficio por acción es de 19,6x y de 19,4x. Asimismo, el valor en libros de la empresa presidida por  Francisco Reynés es de 7,5x superando con creces su valor contable. El de Telefónica es de 2,4 veces y el de Euskaltel, de 1,4 veces.

De cara a lo que pueda suceder en 2018, el analista de Self Bank, Felipe López Gálvez, se ha mostrado escéptico en Radio Intereconomía, sobre el crecimiento de Cellnex, al considerar que la cotización de la compañía está creciendo mucho pero que lo hace con un apalancamiento muy elevado, lo que podría terminar por afectar al valor.

El brillante 2017 que ha vivido Cellnex se refleja en losindicadores técnicos de Estrategias de Inversión, que dan a la compañía una puntuación de 10. Nada empaña su aspecto técnico, al encontrarse en fase alcista, con un volumen creciente tanto en el medio como en el largo plazo, mientras que la volatilidad en ambos periodos es decreciente.

Losindicadores de la zona premium de IE también evidencian lo que ha vividoSiemens Gamesa en 2017. Así, le dan una puntuación de 5 sobre 10 y sitúan a la compañía en fase de consolidación, con una tendencia alcista en el medio plazo y bajista en el largo plazo, con una volatilidad decreciente en ambos periodos.

Con todo, no hay que olvidar que desde el pasado verano Siemens Gamesa ha publicado resultados peores de los estimados y ha informado de dos profit warning. En concreto, tras la publicación de los resultados del segundo trimestre, lo que se produjo a mediados de julio, los primeros tras la fusión, la empresa de energía eólica se desplomaba. La explicación: el efecto de la paralización del mercado indio, uno de los más relevantes para la compañía.

Desde entonces, con excepción de lo sucedido en diciembre, Siemens Gamesa ha acumulado descensos, hasta cerrar el año con un retroceso de casi el 36%. El valor comenzó 2017 con un precio de 17,82 euros, para registrar máximos de 20,88 euros por acción en mayo. En noviembre marcó su mínimo anual en los 9,2 euros.

Gracias a la subida registrada en diciembre, de casi el 9%, la compañía de aerogeneradores logra maquillar las pérdidas bursátiles de 2017.En dicho mes Siemens Gamesa se vio beneficiada por la adjudicación de varios contratos, entre los que destaca el adjudicado por la compañía estatal danesa Vattenfall, con la que acordó la instalación de 113 turbinas en tres proyectos daneses con una capacidad total de 950 megavatios. Asimismo, registró el efecto positivo de la reforma fiscal de EEUU, al no modificar los beneficios impositivos de los que gozan los proyectos eólicos. Este factor y la normalización del mercado indio pueden suponer un impulso de la cotización también en 2018.

A pesar de los avances que la compañía vivió en el último mes del año, Siemens Gamesa ha vivido el mayor ataque bajista de los últimos quince días. Las posiciones cortas ya suponen un 4,12% de su capital, máximos desde agosto de 2012, según los últimos registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al avanzar desde el 3,44% anterior.

Con todo, el consenso de Reuters aconseja mantener los títulos de Siemens Gamesa, con un precio objetivo de 14,1 euros por acción. Así, le dan a la compañía de aerogeneradores un potencial de subida del 21,1%. De las 18 casas que siguen este valor, siente recomiendan comprar; nueve, mantener y solo dos, vender.