La Bolsa de Seúl ha cerrado con un leve ascenso por segundo día consecutivo, impulsada por la demanda de inversores institucionales tras los avances registrados ayer en el mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano ha ganado 15,07 puntos (0,85%) y ha finalizado en las 1.779,71 puntos, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq ha caído 0,81 puntos (0,12%) para situarse en los 651,87 puntos. Los electrónicos y los financieros han liderado la subida del día con un alza cerca del 3%, en contraste con las pérdidas de las empresas relacionadas con la maquinaria y las constructoras.