La bolsa de Seúl ha cerrado con nuevo máximo histórico, por tercer día consecutivo, impulsada por los avances de otros mercados asiáticos. El índice Kospi del mercado surcoreano ha ganado un 0,87% y ha finalizado en las 2.058 unidades, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq ha cedido un 0,12% hasta los 817 puntos. En cuanto a los principales títulos surcoreanos han destacado los avances de Hyundai Heavy Industries (3,31%) y Samsung Electronics (0,54%). En medio de las alzas de los sectores del transporte y la maquinaria, con ascensos superiores al 3%, se produjeron retrocesos como los de los sectores electrónico y de telecomunicaciones.