La Bolsa de Seúl ha sufrido al cierre una fuerte caída presionada por la subida de los precios del petróleo y la continua venta de acciones por parte de los inversores extranjeros presentes en el mercado surcoreano. El índice Kospi del mercado de Seúl cedió 42,86 puntos (2,57%) y terminó en las 1.623,60 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq bajó 23,98 puntos (4,13%) hasta situarse en los 556,79 puntos. En un contexto de pérdidas generalizadas en todos los sectores las empresas productoras de maquinaria perdieron hoy mucho terreno, más del 7%. En cuanto a los principales títulos surcoreanos destacaron los retrocesos de la siderúrgica POSCO (3,86%) y Hyundai Heavy Industries (2,83%).