La Bolsa de Seúl ha cerrado con una fuerte caída del 1,95 por ciento presionada por la subida del petróleo y los retrocesos del viernes del mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano cedió 30,72 puntos (1,95 por ciento) y concluyó en las 1.543,15 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq bajó 9,27 puntos (1,73 por ciento) para situarse en los 526,49 puntos. Salvo las telecomunicaciones y los semiconductores, el resto de los sectores descendieron y los astilleros lideraron la caída del día. Los principales títulos surcoreanos también registraron una fuerte tendencia bajista, liderada por Hyundai Heavy Industries (-10,41 por ciento) y la siderúrgica POSCO (-3,39 por ciento).