La Bolsa de Seúl registró hoy un leve descenso del 0,71 por ciento en su primera caída en cinco jornadas, presionada por las constructoras y el sector financiero tras el retroceso ayer del mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano cedió 9,54 puntos y terminó en las 1.333,09 unidades, después de que los inversores vendieran acciones por la recogida de beneficios tras las ganancias registradas en los últimos días. El descenso fue generalizado en casi todos los sectores y destacaron las pérdidas de las constructoras (4,52 por ciento) y el sector financiero (2,92 por ciento). Hyundai Motor y Korea Electric Power cedieron un 0,60 por ciento y un 2,37 por ciento, respectivamente, mientras la constructora Hyundai sufrió un desplome del 8,44 por ciento. En cambio, Samsung Electronics y la siderúrgica POSCO obtuvieron un aumento del 1,74 por ciento y del 2,37 por ciento, respectivamente.