El ISM manfacturero de Estados Unidos ha cerrado el mes de julio en 48,9 puntos, muy por encima de los 44,8 de junio y su nivel más alto desde agosto de 2008.