La actividad empresarial en la región metropolitana de Nueva York se fortaleció en marzo, aunque a un ritmo un poco más lento, informó el miércoles la división local del Instituto de Gestión de Suministros, antes conocido como la Asociación Nacional de Gerentes de Compras.  El índice general de condiciones actuales descendió a 60,6 en marzo, frente a los 78,1 de febrero. El ISM-NY, como se conoce a la división, indicó que las lecturas superiores a 70 no son sostenibles durante mucho tiempo.  Una lectura superior a 50 indica una mejora en la economía, mientras que una lectura inferior a 50 sugiere una actividad económica más lenta o una tasa de contracción.