El índice de precios industriales de Alemania mostraron un ascenso de cinco décimas en agosto, dejando una caída del 6.9% respecto al mismo mes del año anterior. Una cifra que, sin los precios de la energía, ha subido tres décimas hasta el -3.4% interanual. Un dato que se coloca por encima de las previsiones de los analistas que apuntaban a una subida del 0.1% para el octavo mes del año.