El índice subyacente de precios al consumo, que excluye los precios de los alimentos frescos aunque incluye los precios energéticos, ha caído un 0,1 por ciento interanual en el cuarto mes del año, tras el descenso del 0,3 por ciento de marzo. El dato se coloca en línea con las previsiones del mercado.
El IPC subyacente ha caído en Abril, debido a la caída de los precios del crudo. Los precios de la gasolina han bajado un 0,3 por ciento interanual en abril, frente a la caída del 1,2 por ciento de marzo.