El Índice de Precios de Consumo en Francia recuperó la tendencia alcista en agosto repuntando un 0,5% mensual tras una caída superior a lo esperado el mes anterior, por el aumento de los precios de energía y servicios, según datos publicados hoy por el instituto nacional de estadísticas galo. Además, el IPC francés cayó un 0,2% en tasa interanual.