La inflación interanual en la economía británica se situóa finales de octubre en el 1,5%, después de sufrir un repunte mensual del 0,2%.