El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la eurozona se recortó tres décimas en abril y se situó en el 3,3% interanualA pesar del retroceso de tres décimas, la inflación de la eurozona permanece en niveles históricamente elevados, debido al encarecimiento del petróleo y los alimentos, ya que el objetivo oficial del BCE es un IPC interanual del 2%.