Los precios al consumo en Irlanda, país duramente golpeado por la recesión, cayeron un 3,5% interanual en abril, agravando la deflación en este país de la eurozona, según datos oficiales anunciados el jueves. Los precios retrocedieron un 0,8% respecto al mes anterior, después de haberse mantenido estables en marzo respecto a febrero. Siguió acelerándose en abril el retroceso de los precios, que habían comenzado a caer en cálculo interanual en enero (-0,1%) y continuaron haciéndolo en febrero (-1,7%) y marzo (-2,6%).