El índice de precios al consumo de Estados Unidos avanzó un 0,4% en el mes de mayo, mientras el subyacente subió un 0,3%,según datos del Departamento de Trabajo.
Es probable que los mercados reaccionen negativamente a esta información, ya que genera expectativas de nuevos incrementos de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal.