En julio, el IPC mensual de EE UU se mantuvo sin cambios y cumplió con las expectativas. El IPC subyacente subió el 0,1%, algo menos del 0,2% esperado. El dato anual quedó en el 2,1%, por encima del 1,9% que esperaban los analistas.