El Indice de Precios al Consumo (IPC) en Alemania subió en agosto un 0,2% respecto a julio, mientras que la tasa interanual se mantuvo en el 0%, según los datos provisionales publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística. En julio el índice había bajado un 0,5% respecto a junio, mientras que la tasa interanual se redujo en un 0,6%. La razón principal para ese leve aumento respecto a julio fue el incremento de precios de la gasolina y el fuel calefactor. En relación con agosto de 2008, los precios de los combustibles se redujeron hasta un 10,3%s y los del fuel calefactor hasta un 26,2%.