El índice NAPM de la actividad empresarial en la región metropolitana de Nueva York descendió en febrero hasta los 29,6 puntos  por decimotercer mes consecutivo. Una lectura superior a 50 indica una mejora en la economía, mientras que una inferior a esa cifra sugiere un deterioro.