El índice IFO alemán de confianza empresarial volvió a superar las expectativas en el dato correspondiente al mes de julio, al situarse en los 87,3 puntos, frente a los 86,5 puntos esperados por los analistas consultados por Reuters.