El índice de ventas pendientes de viviendas de EEUU subió un 0,6% en noviembre, lo que supone la segunda subida consecutivas, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. El mercado esperaba que este índice cayera un 1%.