El indicador de sentimiento económico de la eurozona (ESI en sus siglas en inglés) registró en noviembre una subida de 1,9 puntos, hasta los 87,9 puntos, mientras que en el conjunto de la Unión Europea se incrementó en 2,7 puntos, hasta situarse en un nivel de 88,8 puntos, lo que supone el octavo incremento mensual consecutivo en ambas regiones, según los datos de la Comisión Europea. No obstante, la CE precisa que los niveles siguen por debajo de sus respectivas medias históricas, aunque la mayoría de los Estados miembros registraron una mejora del indicador. Países Bajos registraron el mayor incremento con 6,2 puntos, mientras que las mejoras fueron más modestas en Polonia (2,9 puntos), Italia (2,5 puntos), Francia (2,2 puntos), Alemania (1,7 puntos), y España, que también se sitúa en el lado de las subidas con una mejora de 1,4 puntos.