El Indice de Producción Industrial (IPI) ha aumentado un 6,5 por ciento en abril, respecto al mismo mes del año anterior. Si descontamos el efecto calendario, el crecimiento ha sido del 4 por ciento. En los cuatro primeros meses del año, la tasa media del IPI ha aumentado un 4,9 por ciento respecto al mismo periodo de 2005, siete décimas más que si se descuenta el efecto calendario.
Por destino económico, el aumento de abril ha sido resultado de un aumento general de la producción encabezado por la de bienes de equipo (8,7 por ciento) y seguida por la de consumo (6,7 por ciento) y bienes intermedios (5,3 por ciento), en tanto que la producción de energía ha aumentado un 6,9 por ciento. Dentro de los bienes de consumo, la producción ha crecido el 19,2 por ciento en los duraderos y el 4,8 por ciento en los no duraderos. Descontados los efectos del calendario, el INE estima estas tasas interanuales en el 3,5 por ciento para los bienes de consumo, el 6,3 por ciento para los de equipo, el 2,8 por ciento para los intermedios y el 6,1 por ciento para la energía. Por actividades, los mayores incrementos de producción han sido en la fabricación de maquinaria y material eléctrico, el 22,1 por ciento, en la de muebles y otras manufacturas, el 21,6 por ciento y en la de maquinaria y equipo mecánico, el 15 por ciento. Mayores incrementos y descensos Por el contrario, los mayores descensos se han localizado en la extracción de productos energéticos, donde la producción ha bajado el 19,2 por ciento, en la de máquinas de oficina e informática, el 14,2 por ciento y en la industria textil, el 4,1 por ciento. Respecto a la media de los cuatro primeros meses, por destino económico, la producción ha aumentado un 5,4 por ciento en los bienes de consumo, el 8,9 por ciento en los de equipo, y el 5 por ciento en los intermedios, mientras que la producción media de energía ha descendido un 1,9 por ciento. La actividad que ha registrado el mayor aumento de la producción entre enero y abril ha sido la fabricación de maquinaria y material eléctrico, con el 22,1 por ciento, seguida por la de fabricación de muebles, otras industrias manufactureras, con el 21,6 por ciento. Por el contrario, las mayores bajadas han tenido lugar en la extracción de productos energéticos, el 19,2 por ciento, y en la fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos, el 14,2 por ciento. Por Comunidades Autónomas Por comunidades autónomas, en abril se ha incrementado la producción industrial en todas las comunidades excepto en Navarra donde ha bajado un 2,9 por ciento. Los principales aumentos han tenido lugar en Aragón (14 por ciento), Extremadura (13,3 por ciento) y Cantabria (9 por ciento).