La economía estadounidense permaneció en una profunda recesión durante los tres meses a febrero. Sin embargo, un indicador de la actividad económica en el país, publicado el lunes, sugiere que la contracción de la actividad económica habría tocado fondo en enero, cuando ese índice descendió a su nivel más bajo en 34 años. En febrero, el índice general se ubicó en -2,83, una mejora frente a la lectura de enero de -3,74. La lectura de enero se había estimado inicialmente en -3,45. Según la Fed de Chicago, las cuatro categorías de indicadores más amplias del índice cayeron durante febrero.