El presidente del Instituto de Crédito Oficial, Aurelio Martínez, mostró hoy su confianza en que las entidades financieras apoyarán la línea de moratoria hipotecaria para parados por "puro egoísmo", ya que el organismo que preside asume hasta un 12% de la morosidad de los préstamos de los riesgos de impago, con lo que su evolución se hará en "términos más razonables" en próximas disposiciones. Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Martínez admitió que esta línea, que hasta el 17 de marzo sólo había concedido 56 operaciones, tiene un "proceso lento de crecimiento", que achacó a los retrasos motivados por las dificultades para su diseño y puesta en marcha, el pasado 1 de marzo. "Pero ahora no hay más que sentarse y esperar", aseveró.