El Ibex 35 finalizó la sesión por encima de los 6.600 puntos. El selectivo español logró rebotar más de un 2% y marcó en los 6661 puntos su último precio. Una revalorización que volvió a ser avalada por Sacyr Vallehermoso – con subidas de más del 20%- y el sector financiero. Eso sí, Bankia por el momento quedó relegada a los números rojos. En el mercado de divisas, el euro- dólar penalizó a la divisa comunitaria, en las 1.28 unidades.

La bolsa española subió a pesar de que la OCDE ha lanzado unas previsiones por las que la economía española caerá un 1.6%, eso sí, conseguirá cumplir con el objetivo de déficit el próximo año. El punto positivo llegó de la colocación de letras del Tesoro, a tres y seis meses, por la que consiguió el total de los 25000 millones previstos, a un tipo de interés superior. Sin embargo, todas las miradas están puestas en la reunión que tendrán mañana los miembros del Eurogrupo que servirá “bien para que hayamos visto el suelo o para que el repunte simplemente sea para volver a caer. "No creo que avancemos mucho, Hollande sigue insistiendo en la emisión de los eurobonos, la CE también lo apoya aunque dice que no es una solución a corto plazo". Creo que es necesaria buena voluntad y que lo que salga sea algo de consenso, no que salgan opiniones diversas, explica Mercedes Camacho, de Omega IGF.

Bancos y constructoras, en apoyo de las subidas

Entre los valores que más suben de la sesión, nuevamente Sacyr Vallehermoso. Sumó un 21.34% y cerró en los 1.72 euros. Y eso que el valor está cotizando en mínimos de 1995, tal y como explica el artículo “La cotización de Sacyr Vallehermoso, de vuelta a las cavernas”. Javier Barrio, de BPI reconoce que “es una acción que ha estado por encima de 50 euros y las caídas en el año son del 50%. Ver cierre de cortos que suban la acción, hace que la subida aunque pueda ser exagerada no son contundentes”. Una revalorización a la que acompañaron el resto de constructoras: OHL elevó en más del 3.7% su precio – que cerraron en los 16.91 euros- mientras que Técnicas Reunidas y Ferrovial subieron en torno a un 2%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 30.39 euros y los 8.38 euros, respectivamente.

Y en apoyo de las subidas, el sector financiero. BBVA subió un 2.56% y cerró en los 5.01 euros. Su homóloga cántabra subió de forma más liviana y, al ritmo del 2.3%, marcó en los 4.62 euros su precio. Lo hicieron el día en que el Instituto Internacional de Finanzas anunció que las pérdidas del sector financiero podría estar entre los 150.000 y los 160.000 millones de euros con unas necesidades de capital adicionales de entre 50.00 y 60.000 millones. Los bancos, también los medianos, obviaron este dato y subieron en la sesión. Banco Popular se animó con un 0.7% de revalorización – hasta los 1.95 euros - Banco Sabadell subió un 0.2% mientras que Bankinter se acercó al 1.4% de subidas, hasta los 3.05 euros.

Sin embargo, Bankia fue el único valor del sector que cotizó en números rojos. La entidad, que ha desconvocado una reunión de su consejo de administración prevista para el miércoles en la que supuestamente habría de aprobarse el plan para recapitalizar la entidad de la mano del Estado, cerró la jornada con una penalización del 2.4%, que le llevaron a los 1.72 euros. No estuvo sola, porque ACS perdió un 0.14% y marcó en los 14.20 euros su último precio. Mediaset finalizó la sesión con caídas del 0.06% que le llevaron a los 3.56 euros.

Entre los pesos pesados, Telefónica elevó en un 1.7% el precio de su cotización, hasta los 9.99 euros. Inditex sumó un 2.87% - hasta los 68.40 euros, mientras que Repsol superó el 2% de subida, en los 13.77 euros.