La renta variable española, el Ibex35, no pudo con las órdenes vendedoras y con pérdidas del 0.7% cerró la sesión en los 8.351 puntos.  Lo hizo lastrado por la falta de acuerdo en Chipre, a la que se le ha exigido desde Europa nuevos controles de capital en su sector financiero, y en medio de las negociaciones con Rusia. Hasta el momento, la subasta del Tesoro español a tres, cinco y diez años fue la única nota de color positivo en una jornada en la que la prima de riesgo cerró en los 349 puntos básicos con un euro que descendió hasta los 1.2911 dólares. 
 
Sin acuerdo nuevamente en Chipre. A pesar de que la Unión Europea sigue presionando a la economía para que introduzca controles de capital a sus principales bancos, que evite un colapso financiero y la salida de la Eurozona, lo cierto es que todavía no hay acuerdo en firme para que pueda recibir el rescate. De hecho, todavía siguen vigentes las negociaciones con Rusia, a la que podría haber solicitado hasta 5000 millones de euros para suavizar el rescate, según la agencia AFP. Así las cosas, con el foco de incertidumbre todavía encendido, el mercado finanlizó la sesión con negativos del 0.7% que le llevó hasta los 8.351 puntos.

De los mayores negativos de la sesión, FCC perdió un 4.06% y cerró en los 8.20 euros. Le siguieron de cerca los títulos de Banco Popular - que descontaron un 3.4% de su negociación - y Sacyr Vallehermoso que mañana comenzará la sesión en los 1.4850, tras sufrir pérdidas de ´mas del 2.8% en la sesión. 

Ninguno de los pesos pesados se salvó de la quema. De hecho, Santander perdió un 1.3% de su cotización, hasta los 5.64 euros, en  tanto que BBVA retrocedió un 0.4%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 7.36 euros por acción. Telefónica también acumuló mayoría de órdenes vendedoras en sus filas - del 0.7%- que le hicieron retroceder hasta los 11.38 euros por acción. 

Los positivos de la jornada se acumularon en torno a dos títulos. Caixabank y Viscofán. La entidad subió un 1.5% y marcó en los 2.76 euros su último precio. Por su parte, el fabricante cerró en los 41.65 euros tras una revalorización del 1.4% en sus filas. Abertis, Ferrovial y Acciona también subieron más de un punto porcentual, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 13.55 euros, los 12.51 euros y los 46.93 euros, respectivamente.