El Ibex35 encadena su tercera jornada consecutiva de subidas y , al ritmo del 2.4%, cierra en los 6418 puntos. Una revalorización que llegó el día que el BCE mantuvo el precio del dinero en el 1%, dejando la puerta abierta a una posterior reducción del mismo si el mercado así lo exige, con la prima de riesgo por debajo de los 500 puntos básicos. OHL y Abengoa actuaron como principales impulsores del selectivo español.
Nueva jornada de subidas en la renta variable española, que despide la sesión con una revalorización del 2.4% que le lleva a los 6418 puntos. Una subida que sin embargo deja “como única referencia fiable los 6.600 puntos”, explica Roberto Moro, de Apta Negocios. A falta de conocer cuáles serán las principales conclusiones de la FED, con al publicación de Libro Beige, hoy los inversores contaron con las palabras de Mario Draghi, después de mantener “por consenso” los tipos de interés en el 1%.

Una reunión que había generado muchas expectativas, por eso de que los mercados estaban tensionados, pero que han quedado en nada después de dejar claro – una vez más- que su único objetivo es controlar la inflación.
En ese escenario OHl y Abengoa se colocaron en lo más alto de la lista de revalorizaciones. La constructora elevó en más del 6% el precio de su cotización, que cerró en los 15.15 euros. Por su parte, Abengoa superó el 5.2% de subida, marcando en los 10.16 euros su último precio. Red Eléctrica y ACS subieron más del 4%, hasta los 32.06 euros y los 14.63 euros, respectivamente.

Bancos, de nuevo cara y cruz

Y a pocos pasos, los bancos. A pesar de que el BCE ha anunciado que por el momento no habrá LTRO aunque estará preparado para actuar en caso de ser necesario aunque mantendrán el estado de inyección de liquidez hasta 2013. CAixabank rebotó un 3.4% y cerró en los 2.25 euros. BBVA se animó con un 3.2% de revalorización, hasta los 5.04 euros, mientras que Santander colocó el precio de sus títulos en los 4.70 euros, tras una revalorización del 2.6%. Banco Sabadell sumó un 2.2% mientras que Bankia cerró en los 1.04 euros, tras subir más del 1.3% en la sesión. A cierre de mercado se ha conocido que la fiscalía  general del estado podría abrir diligencias por posibles irregularidades en la constitución de la entidad.  Los expertos aseguran que, aunque  los bancos han descontado lo peor, de momento no consideran que sea una opción a mirar.

La única entidad que cotizó en negativo – y lo hizo con más fuerza que el resto de compañías- fue Bankinter. Perdió un 2.9% y marcó en los 2.46 euros su último precio. Acompañaron a la entidad, Gamesa, que descontó más del 2.8% mientras que FCC e IAG superaron el 0.4% de caída, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 9.71 euros y los 1.78 euros, respectivamente.