La renta variable española se da la vuelta y pierde un 0,09% y pierde  los 10.200 puntos en una jornada en la que los pesos pesados tampoco muestran demasiados ánimos. En el mercado de divisas, el euro se cambia por 1,31 dólares mientras el precio del petróleo cotiza en el entorno de los 93 dólares.


El selectivo español comienza la jornada con las compras por delante, aunque sin demasiado entusiasmo en una sesión en la que el mercado tiene que digerir la reducción del 45,8% del déficit del Estado que se situó en los 38.765 millones de euros entre el mes de enero y noviembre, el 3,68% del PIB, según ha avanzado el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en el Congreso de los Diputados.

Dentro del selectivo español, los mayores repuntes llegan de la mano de las acciones de Abengoa que suma un 1,73%, seguido por Sacyr Vallehermoso que repunta un 1,51%, Grifols que avanza un 1,30% mientras BME consigue anotarse unas ganancias del 1,14%.

Números verdes entre los pesos pesados, así Telefónica rebota un 0,32%, Iberdrola suma un 0,65%, las acciones de Repsol YPF suman a su cotización un 0,88%. Por su parte, Banco Santandergana un 0,23%, BBVA avanza un 0,60%. No obstante, el tono mixto impera entre el resto del sector bancario: Banco Popular consigue anotarse unas ganancias de 0,07%, Banco Sabadellsuma un 0,10%, Bankinter repunta un 0,57% frente a los títulos de Banesto que encabezan los descensos al perder un 0,62%.

A las pérdidas de Banesto le siguen de cerca las acciones de ACS al dejarse un 0,34% después de asegurar que cuenta con el 27,26% de los derechos de voto de Hochtief. Asimismo, informó que hasta esa fecha habían acudido 5.825 acciones a la OPA sobre la empresa alemana.

La atención de la jornada pasa también por Abertis –que cotiza con alzas del 0,94%- pues prevé que el crecimiento de beneficio y facturación del conjunto del ejercicio sea similar al del término del tercer trimestre. Hasta septiembre, Abertis había incrementado su beneficio neto un 4,2 por ciento y sus ventas un 5,5 por ciento. No fue posible contactar con ningún portavoz de Abertis para comentar la información.