El Ibex35 despide la sesión en negativo, pierde un 0.7%, y marca los 7847 puntos. El selectivo de la bolsa española se giró después de las palabras del mandatario del BCE, Mario Draghi, que espera una recuperación de la economía de la Eurozona. Eso sí, en un camino que podría tener riesgos a la baja. En la jornada, también el Tesoro español consiguió colocar 4300 millones de euros en bonos. En el mercado de deuda, la prima de riesgo subió hasta los 366 puntos básicos con un euro que sube hasta las 1.2861 dólares. 


El selectivo de la bolsa española cerró la sesión en rojo. A pesar de mantenerse en positivo durante toda la sesión , las órdenes vendedoras se impusieron y, al cierre, el Ibex35 se dejó un 0.7% que le llevaron hasta los 78347 puntos. Quedó lejos de los máximos marcados en la sesión, los 8040 puntos, aunque cumplió a la perfección los soportes marcados por los expertos, en los 7800-7500 puntos. Eso sí, confían en que el mercado “sea capaz de aguantar el soporte que tiene en los 7565-7490 puntos si el flujo de noticias económicas no empeora”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: 7490 puntos del Ibex 35, el nivel que separa el bien del mal)  Por el momento, Mario Draghi ha intentado "destensar" a los mercados al admitir que al atisbar una recuperación económica en 2013, en un camino que no estará exento de riesgos, siempre que los gobiernos intensifiquen las medidas estructurales que están llevando a cabo.  Lo hizo en la tradicional rueda de prensa tras anunciar que mantiene el precio del dinero en el 0.75%-. 

En nuestra economía, la parte positiva la dio el Tesoro, que consiguió colocar 4300 millones de euros en deuda a largo plazo, por encima de los 4000 millones previstos inicialmente por el  organismo y a un tipo de interés inferior, salvo en la subasta a ocho años, que subió ligeramente. 

Entre los  valores que más apoyaron los negativos durante la sesión, Grifols retrocedió un 3.9% y marcó en los 28.10 euros su último precio. Bankinter le siguió con un descuento del 3.8% que le llevó hasta los 2.38 euros el día en que comenzaron a cotizar los derechos procedentes de su ampliación de capital. Sacyr VAllehermoso cerró el podio de los "perdedores" de la sesión y, al ritmo del 3.6%, cerró en los 1.33 euros. 

Los bancos cerraron en números rojos

Algo más alejados estuvieron el resto de bancos, aunque no consiguieron zafarse de los números rojos. De hecho, BBVA descontó un 0.8% de su cotización - cerró en los 6.67 euros - Santander retrocedió un 0.69%, con lo que mañana comenzará a cotizar en los 5.19 euros, mientras que Caixabank perdió un 0.4% de su valor, hasta los 1.40 euros por acción. 
 
En números verdes cerraron los títulos de Indra que, al ritmo del 2%, coronaron la jornada en los 9.42 euros. Gas Natural se colocó en el segundo puesto con avances del 0.8% mientras que Iberdrola y Acciona consiguieron anotarse más de medio punto porcentual al cierre, hasta los 3.65 euros y los 43.60 euros, respectivamente.