El selectivo de la bolsa española cerró la sesión con una revalorización del 0.78% que le llevó a marcar nuevos máximos anuales, en los 9062 puntos. A pocas horas de conocer la decisión de la FED, los expertos reconocen que ahora la clave está en el ¿cuánto? y en el ¿qué? En cuánto reducirá los estímulos mensualmente y en qué dirá Bernanke sobre la economía. La prima de riesgo, en los 240 puntos básicos con un euro que cotiza en los 1.3346 dólares.

 
Jornada de subida en la renta variable nacional. El Ibex35 subió un 0.78% y consiguió por encima de los 9000 puntos, marcando nuevos máximos anuales en los 9062 enteros. Los mercados pendientes de la decisión de la FED sobre la continuidad del programa de compras, una decisión que “puede influir mucho en la configuración del escenario para todos los activos cotizados de cara a los próximos meses. De esta forma, el mantener mañana los 9.000 puntos en la apertura resulta de gran importancia, al cotizarse en ese momento la decisión de la FED. Si ésta no es del gusto del mercado (un recorte de las compras superior a los 10.000 millones de dólares con efectos inmediatos), los 9.000 puntos se perderían estrepitosamente, y transcurriría un tiempo hasta volver a reconquistarlos”, explica Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG.

Si perdura la actual fase de calma durante el último trimestre del año (trimestre con un sesgo estacionario claramente alcista), “el Ibex pude terminar el año enfrentándose a su próxima resistencia, en los 9.330 puntos. Pero si se modifica el apetito inversor actual, también sufriríamos por encima de las demás bolsas, pese a los últimos informes favorables sobre la situación de la economía española”, confirma este experto.

Los bancos, los protagonistas


Entre los valores que más subieron en la sesión, los bancos. Bankinter elevó en más del 2.7% el precio de sus acciones, que cerraron en los 3.9370 euros. Las acciones de BBVA mañana comenzarán a cotizar desde los 8.1980 euros después de conseguir subir algo más del 2.6%. Y a pocos pasos, Santander. La entidad cántabra supera el 1.6% de revalorización y cierra en los 5.8790 euros por acción.

El resto del sector financiero también consiguió cerrar en positivo. Caixabank elevó en un 1.7%y marcó en los 3.1970 euros su último precio. Banco Popular sumó un 0.9% - hasta los 4.1800 euros. Banco Sabadell superó el 0.6% y marcó en los 1.800 euros su último precio.  (Ver: Banco Popular sigue siendo un valor alcista pero ¿con potencial?) A propósito del sector financiero, Jesús Sánchez Quiñones, director de análisis de Renta 4 reconoce que entre este y el próximo mes “podría aprobarse una medida sobre los activos fiscales diferidos que permitiría que los recursos propios de los bancos fueran algo más sólidos, lo que podría servir de revulsivo, pero hay que tener en cuenta que todavía tenemos pendientes los test de estrés y dependiendo de las conclusiones algunos bancos pueden sufrir”.

Positivos también entre los pesos pesados. Telefónica se anima con algo más de medio punto porcentual de revalorización que le llevó hasta los 11.33 euros. Inditex subió un 0.8% - hasta los 111.10 euros - mientras que las acciones de Iberdrola cerraron en los 4.2760 euros después de una subida superior al medio punto porcentual. Repsol fue el único valor que no consiguió cerrar en positivo y, con caídas del 0.8%, cerró en los 18.0650 euros por acción.

Una penalización que fue superada por los títulos de Acciona y Jazztel, que sufrieron una caída de más del 1.5%, hasta los 42.77 euros y los 7.9000 euros por acción. Sacyr e IAG corrigieron más de un punto porcentual con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 3.4730 euros y los 3.8720 euros.