El Ibex35 cierra la sesión con tímidas subidas del 0.15% que le devuelven los 8.618 puntos. Lo hace liderado por bancos y constructoras, FCC y Bankinter principalmente, y con Caixabank en el punto de mira – perdió más de un 5%- y con la primera colocación del Tesoro y reunión del BCE en la agenda del día. En el mercado de divisas, el euro dólar en las 1.32 unidades.

Nueva jornada de subidas para la renta variable española. El selectivo se animó por encima de los 8600 puntos. Lo hizo el día en que se ponía a prueba de nuevo al Tesoro Español, que emitió un total de 5800 millones de euros en deuda a dos, cinco y trece años a tipos de interés inferiores a los de la última subasta.  Daniel Pingarrón, estratega de IG reconoce que "de mp haber sido por la sobrecapitalización que ostenta el Tesoro, después de que durante las últimas semanas del año pasado se emitiese deuda por cerca del 15% de los vencimientos de 2013, en la subasta de hoy se hubieran colocado muchos más de 800 millones por encima del máximo previsto (5.000 millones)". La bajada de rentabilidad y alta demanda ha situado la rentabilidad del bono española a 10 años por debajo del 5% por primera vez en 10 meses. Además, hoy también estrenó el año el BCE. La entidad monetaria no movió el precio del dinero – actualmente en el 0.75%- aunque Mario Draghi ha señalado que la debilidad económica seguirá en 2013 al tiempo que considera “esencial” que los gobiernos sigan reduciendo los desequilibrios fiscales y estructurales.

Daniel Álvarez, de XTB asegura que la intervención de Draghi ha sido magistral “ pues nos ha venido a confirmar lo que venía diciendo en los últimos meses, que apoyará a los mercados cuando sea necesario”. Este experto reconoce que la ligera corrección que experimentan los índices europeos “llega por la sobrecompra acumulada, pues llevamos dos semanas subiendo. Hay que tener en cuenta que el S&P500 está en zona de resistencias pero es indudable que la tendencia de medio-corto plazo es alcista en renta variable”. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión reconoce que "en pocas ocasiones vamos a encontrar una situación similar a la actual. Los principales índices bursátiles (EuroStoxx 50, S&P 500…) llevan 6 días consolidando dentro de un rango que entre mínimo y máximo a duras penas alcanza el punto y medio porcentual. De esta manera la euforia a corto plazo alcanzada tras el acuerdo sobre el precipicio fiscal se ha frenado en seco (ver “Euforia a corto plazo injustificada”) y el mercado se dedica a consolidar niveles a la espera de un nuevo catalizador".  (Ver: A corto plazo, toca esperar

 El CAC-40 cerró con una penalización del 0.5%, el Eurostoxx50 marcó los 2700 enteros mientras que el DAX descontó en torno a un 0.2% de su cotización, que mañana comenzará en los 7698 enteros.

Caixabank, el más penalizado

Entre los números rojos de la sesión, Caixabank. La compañía cedió más del 5.5% y cerró en los 2.97 euros la sesión. Lo hizo un día después de su fuerte subida tras cerrar una emisión de bonos por valor de 1.000 millones de euros. Le acompañan a pocos pasos los títulos de Red Electrica y Abengoa B, con pérdidas que superan el 3% y que le llevan a los 39.83 euros y los 2.39 euros, respectivamente.

A pocos pasos, el resto de la banca mediana el día en que la mayoría de los brokers siguen posicionándose bajistas sobre el sector. Banco Popular perdió un 0.52% y cerró en los 0.76 euros. Por su parte, Banco Sabadell descontó más del 0.3% de su cotización, hasta los 2.13 euros.

No siguen sus pasos los títulos de Bankinter, que se colocan en lo más alto de la lista. Superan el 3.8% de revalorización, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 4.33 euros. Una subida tan sólo superada por FCC que, al ritmo del 5.86%, cerró en los 11.20 euros. Lo hizo al calor de la sustitución de Baldomero Falcones por parte de Juan Béjar como primer ejecutivo de la constructora-. A pocos pasos, algunos de los grandes valores.

Banco Santander subió un 1.27% y marcó los 6.48 euros como precio final. Repsol subió un 1.3%- 16.42 euros – mientras que BBVA elevó en algo más de un punto porcentual su cotización, que cerró en los 7.67 euros. Telefónica elevó en un 036% el precio de su cotización, a 10.89 euros.