El Ibex35 cerró la sesión con negativos del 0.2% que le llevaron a los 8.572 puntos. Una penalización que se produjo a pesar de la subasta del Tesoro, que consiguió colocar 4570 millones de euro en bonos a largo plazo a tipos de interés inferiores. En el plano empresarial, Repsol puso la guinda de los resultados al publicar un beneficio de 631 millones de euros, un 1.6% más. En el mercado de deuda, la prima de riesgo en los 292 puntos básicos. 

Jornada de números rojos en la renta variable nacional que despidió la sesión con una caída del 0.2% que le llevó hasta los 8572 puntos. El índice “se queda estancado a un paso de la zona de máximos anuales, comprendida entre 8755-8670 puntos”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. “Estabilidad a un paso de máximos en un entorno de divergencias bajistas en el indicador MACD y que nos hace considerar que el índice pierde fuerza en los niveles actuales favoreciendo nuestro escenario lateral de fondo”. (Ver: Cartera de acciones. El Ibex pierde fuerza, ajustamos los stops”)-.



Lo hicieron el día que el Tesoro español se adjudicó 4570 millones de euros en una emisión a largo plazo – 3,5 y 15 años – a los tipos de interés más bajos de las últimas subastas. Una colocación que compartió protagonismo con una visión negativa que ha lanzado BBVA Research sobre la economía española: empeoró la caída del PIB en 2013 hasta el -1.4% con una tasa de paro que alcanzaría 27.1%.

Una situación que tan sólo nos deja pendientes de los resultados empresariales: Repsol se confesó ante el mercado al publicar un beneficio de 631 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone incrementar en un 1.6% las cifras publicadas en el mismo período de un año antes. Los títulos de la petrolera hoy subieron algo más de medio punto porcentual, en los 18.3000 euros.

Una subida que quedó relegada a la que mostraron los títulos de Amadeus y ArcelorMittal que, al ritmo del 3%, cerraron en los 23.2750 euros y los 9.8380 euros, respectivamente. También con signo positivo BBVA que consiguió firmar la sesión con subidas del 0.5% que le llevaron hasta los 7.5600 euros.  Subida que no compartieron ni su homóloga cántabra, Banco Santander, ni Telefónica. La entidad cerró en los 5.5870 euros tras una penalización del 0.7% mientras que la operadora mañana arrancará desde los 11.10 euros, después de sufrir una caída del 0.6% en su cotización. 

Caídas que poco tuvieron que ver con las experimentadas por OHL o Mediaset. La constructora cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 68 millones de euros, un 65% más que en el mismo periodo de 2012, gracias de nuevo a la buena marcha de sus concesiones. Y sin embargo, la penalizacion en bolsa superó el 2%, hasta los 29.1600 euros por acción. Mediaset también retrocedió en torno al 1.9%, hasta los 6.20euros.