La renta variable ataca la última sesión de la semana con subidas. Después de dos jornadas de fuertes caídas- y después de que Wall Street cerrara con una penalización del 0,4%- el Ibex35 intenta superar el 0,1% de revalorización y abre en los 9.230 puntos. Una tendencia que presenta al sector energético como principal impulsor. Además en una jornada en la que el euro remonta posiciones y cotiza en los 1,3940 dólares en la apertura.
Es la última sesión de la semana y parece que el Ibex35 tiene ganas de encarar el fin de semana con subidas. Al menos así lo muestra la ligera revalorización que experimenta el selectivo del 0,1% que le lleva a los 9.230 puntos. Y ello a pesar de que Wall Street bajó un 1,54% al cierre arrastrado por los malos datos económicos publicados y de que el Nikkei cerrara con un descenso del 0,4%. Precisamente de Japón llega una optimista visión de la economía por parte del Banco de Japón (BOJ) que decidió mantener los tipos en el 0,1% tras confirmar que espera que en el año fiscal 2010 comience a recuperarse la economía.




Como recuperación llega a los dos grandes bancos. Dos días después de las fuertes penalizaciones vividas, y alimentadas por la posible rebaja de calificación creditica por parte de Moodys, las entidades retoman la tranquilidad. Una tendencia que les lleva a los 8,47 euros euros en el caso de BBVA y a los 7,15 eurosen el caso de Santander, ambas con una revalorización del 0,2%. Del resto de pesos pesados, Telefónica suma un 0,14%, Repsol avanza un 0,26% mientras que Iberdrola avanza un 0,6% en los primeros minutos de negociación. Y es que son las energéticas, mineras y acerías las que ocupan primeros puestos de la revalorización.

AcerlorMittal
a la cabeza con más del 2,27% de revalorización, hasta los 21,15 euros. Le sigue Abengoa con más del 1,6% de subida y Acerinox que añade un 1,22% a su cotización. Sin embargo, el foco de atención se centra en Iberia. Poco antes de conocer que British Airways perdió 420 millones de euros en el primer trimestre del año, la aerolínea ha comunicado que la negociación con Iberia tardará varios meses en concluir. Un tiempo en el que la aerolínea española prefiere esperar con subidas del 1,24% a pesar del sentimiento negativo transmitido por el consejero delegado de la británica, Willie Walsh al advertir que “aun no ve indicios de recuperación en el sector de las aerolíneas”. Y parece que de aviones y aeropuertos va la sesión porque hoy BAA, filial de Ferrovial, ha anunciado que invertirá 4.800 millones de libras en 5 años. Además de anunciar que ya ha invertido 780 millones de libras en el aeropuerto de Heathrow este año hasta finales de marzo. Ferrovial se alza cerca de medio punto porcentual en los primeros minutos de negociación.

En terreno indefinido, Abertis. La compañía cotiza plano en los 12,83 euros un día después de que la Comisión Nacional de Competencia (CNC) haya multado con 22 millones de euros a la compañía por abuso de posición dominante en su filial de telecomunciones. Una multa sin precedentes en el negocio de las televisiones y que la compañía piensa recurrir. Además, la compañía podría verse favorecida por los resultados publicados por su filial tecnológica Telvent. Incrementó un 47% su beneficio hasta los 10,6 millones de euros.

En terreno negativo, Grifols es la más penalizada con un 0,9% de caída. ACS pierde un 0,56% mientras que Acciona y los bancos medianos se mueven en torno a un 0,1% de caída. Una penalización lejana a la que experimentan algunos de los valores del continuo. Iberpapel supera el 5% de revalorización, Inmobiliaria Colonial reduce un 3,33% su cotización mientras que Uralita pierde más del 2,5% en los primeros minutos de negociación.

En positivo, Prisa se precia de ser la compañía ‘más alcista’ de la sesión al acercarse a un 4% de revalorización. Puleva Biotech avanza un 3,5% mientras que Española del Zinc suma un 2,44% en la sesión.

En el resto de índices europeos se mantienen ligeras ganancias en la apertura. Las más acusadas las del CAC-40 que suma un 0,6% y cotiza en los 3.237 puntos. El resto de índices añade un 0,3% a su cotización hasta los 4.358 puntos el FT-100, los 2.430 puntos el Eurostoxx50 y en los 4.916 puntos el DAX.

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años recuperaba siete centésimas en su primer cambio de hoy en el mercado secundario de deuda pública y avanzaba hasta el 4,18 por ciento. Por lo tanto, el precio de estos bonos, cuya evolución es inversa a su rendimiento, bajó hasta el 103,46% desde el 104,02% del cierre de ayer. En cuanto a los bonos internacionales que muchos inversores emplean como referencia, el rendimiento del alemán a 10 años se elevó siete centésimas, igual que el español, hasta el 3,51%, en tanto que el bono estadounidense pasó del 3,36% al 3,35%.