España fue este viernes la plaza europea más penalizada por los inversores. Al cierre, el selectivo español Ibex 35 cedió un 1,99% hasta los 13.576,20 puntos. Recortes de la renta variable española en una jornada en la que el miedo a que la crisis económica en España sea más abrupta de lo que se preveía hizo que las ventas se cebaran especialmente en los valores bancarios y de construcción, es decir, los sectores más afectados por la desaceleración económica. En el resto de mercados, el petróleo se mantuvo en máximos mientras que, en el mercado de divisas el euro cerró a 1,5767 dólares.
((Habrá ampliación))