La bolsa española concluyó la jornada con una revalorización del 0,43%, a las puertas de reconquistar los 11.000 puntos. Al cierre se quedó en 10.995,2 puntos.