Ganancias entre las plazas europeas. La renta variable se “espabila” al cierre en una sesión en la que los inversores han centrado su mirada tanto en el PIB de la zona euro como en el IPC de nuestro país. En una sesión de “altibajos” para Iberia el Ibex 35 ha sumado un 0,27% hasta los 11.867 puntos. En el mercado de divisas, el euro-dólar cotiza en 1,48 unidades mientras el precio del crudo cotiza en el entorno de los 76 dólares/barril.

Las puertas de la renta variable se cierra y lo hacen con algo más de optimismo pese al cansancio que demostraban los índices en los primeros compases de la sesión. Parece que el selectivo español se ha dejado contagiar por la alegría del viejo continente donde el nuevo dato de PIB –se situó en el 0,4%- ha sacado más de una sonrisa. Y no es para menos, con este dato se confirma la salida de la recesión de la eurozona tras permanecer en negativo durante seis trimestres consecutivos. Pero no todo han sido alegrías y aquí, en nuestro país, no podemos adelantar la fiesta. Pese a la subida que ha registrado el IPC en tres décimas, aún se mantiene en negativo –en el -0,7%-. Con este escenario, donde además el BCE ha vuelto a pronunciarse sobre la subida de tipos “que se harán en el momento oportuno aunque pueda perjudicar a las economías más rezagadas”, las plazas europeas parecen tener ganas de irse de fin de semana. Salvo el Cac 40 de París, que duda con una caída del 0,05%, el Dax alemán repunta un 0,40%, el FTSE100 suma un 0,385 mientras el Eurostoxx50 lo hace un 0,21%.

Dentro del selectivo español, Iberia ha sido la mejor y la peor del día. Tras despegar con fuerza de la mano de su reciente esposa British Airways y con los resultados empresariales como equipaje - registró una pérdida de 182 millones hasta septiembre-. El viaje por las alturas ha durado poco. El aterrizaje ha sido forzoso y por el camino se ha dejado más de un 3%. Iberia se aleja así de los 2,30 euros a los que debería cotizar “para poder ver de nuevo el movimiento alcista cuyo próximo destino podría ser la zona de los 2,61 euros”, explica Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. Los descensos llegan también de la mano de Sacyr Vallehermoso que se dejó un 2,53% y OHL cayó un 1,85%.

No obstante, el resto del sector constructor huye de los números rojos y el más rápido en hacerlo ha sido Ferrovial tras anotarse una subida superior al 3%. Un buen tono que llega después de que la compañía junto al resto de sus socios hayan anunciado una inyección de 500 millones de libras a BAA para reforzar su estructura financiera y facilitar que la firma británica acometa su prevista emisión de bonos. Alzas para FCC, ganó un 0,91% tras anunciar una ganancia de 201,9 millones de euros hasta septiembre.

Tono mixto entre los pesos pesados. Mientras Iberdrola y Repsol YPF sucumbieron a las ventas con caídas del 0,16% y 0,80% respectivamente, Telefónica se anotó un repunte del 0,16%. Compras que han estado presentes entre los dos grandes bancos, Santander rebotó un 0,65% y BBVA lo hizo un 0,66%.

Y en el mercado continuo… más resultados

Plana cotizaba Reyal Urbis a 2,90 euros después de haberse apretado el cinturón hasta reducir en un 68% su pérdida hasta septiembre. Algo más castigada ha estado Corporación Financiera Alba pues cedió un 0,05% después de reducir su beneficio un 7,9% hasta septiembre. No obstante, Inypsa cotizó con ganancias del 0,88% pese a perder 549.000 euros a septiembre. Los números verdes se imponen también en los títulos de Española del Zinc que sumó un 5,81%, Ercros repuntó un 2,53% y Dinamia lo hizo un 2,03%. Del lado de los descensos, Urbas perdió un 4,22% mientras Lingotes cayó un 4,08%.