El selectivo español registra leves ganancias en la media sesión, manteniendo los 10.100 puntos, a pesar de que BBVA, Telefónica, Iberdrola y Santander protagonizan los mayores descensos. Sin la referencia del Dax, la atención en el Viejo Continente se centra en Milán, que logra reducir sus pérdidas, pendiente de la formación de gobierno. Los futuros de Wall Street anticipan una apertura al alza ante la tregua comercial firmada por EEUU y China.

El IBEX 35 sube un 0,07%, hasta los 10.120,20 puntos, en la media sesión.

Dentro del selectivo, la mayor subida es la de Acciona, que repunta un 1,652%, seguido del de Siemens-Gamesa, que avanza un 1,23%, y de Ferrovial, que se revaloriza un 1,24%.

Los analistas de Morgan Stanley han ajustado el precio de las acciones de la constructora que lidera Rafael del Pino de 21 euros a 22 euros por acción. Este precio supone un potencial de revalorización de las acciones de Ferrovial del 25,5% desde los 17,58 euros actuales en los que se sitúan sus títulos.

En el lado contrario de la tabla, el mayor descenso es el de BBVA, que cede un 0,58%, por delante deTelefónica y deIberdrola, que retroceden un 0,44% y un 0,39%, respectivamente.

El analista José Antonio González explica que la entidad presidida por Francisco González “se gira a la baja a partir del área de resistencia comprendida en torno a los 6,886 / 6,847 y que funciona como aproximación a su media móvil de largo plazo o de 200 periodos”.

Respecto a los bancos del Ibex 35 además de BBVA, baja Banco Santander, un 0,36%; al tiempo que Bankiasube un 0,89%;Bankinter, un 0,05%; Caixabank, un 0,95% y Banco Sabadell, un 0,89%.

En elMercado Continuo, la mayor subida es la de Adolfo Dominguez, que sube un 10,43%, mientras que el mayor descenso es el de Vertice 360, que cae un 6,90%.

La prima de riesgo española se sitúa en 87,90 puntos básicos, con e interés del bono español a 10 años en el 1,44%.  Los bonos italianos seguían bajo presión el lunes por las preocupaciones sobre un gasto excesivo por parte del proyectado gobierno de coalición del país, empujando al diferencial de la deuda italiana a 10 años con la española a un máximo no visto desde principios de 2012.

Aunque la actividad es reducida debido al cierre de varios mercados, entre ellos en alemán, por el Lunes de Pentecostés, el índice italiano logra reducir sus descensos al 0,18%, tras registrar pérdidas en torno al 2% lastrado por una serie de acciones que cotizan exdividendo, incluido el peso pesado bancario Intesa Sanpaolo. París sube un 0,74% y Londres, un 0,80%; mientras que el Euro Stoxx 50 se deja un 0,55%, en una jornada que carece además, de referencias económicas de calado.

Así habrá que esperar a que avance la semana para conocer  los PMIs preliminares de mayo en EEUU, Eurozona, Alemania, Francia y Japón (manufacturero), cuya previsión es que se mantengan en niveles estables frente a marzo.

Además, en EEUU se dará a conocer el dato final de mayo de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, que debería confirmar el dato preliminar, las ventas de viviendas de abril y pedidos del mismo mes, que deberían caer tras la subida en marzo. Por último, la Fed publicará las Actas de la última reunión (2 de mayo).

En Europa, Alemania publicará el dato final del PIB del primer trimestre, sin que se esperen cambios frente al preliminar, y se conocerá las encuestas IFO de mayo y GfK de junio, en las que se espera estabilidad. También Reino Unido publicará su crecimiento económico hasta marzo, así como el IPC de abril.

Por otro lado, en su informe diario, los expertos de Bankinter destacan que ni el precio del petróleo ni un nuevo gobierno en Italia serán un obstáculo para el mercado.  En primer lugar, explican, que la formación de gobierno en Italia es un escenario menos negativo de lo descontado, ya que el acuerdo no contempla las medidas más rupturistas que se habían propuesto inicialmente; mientras que consideran que el petróleo puede seguir repuntando hasta niveles cercanos a 90 dólares por la tensión geopolítica en Oriente Próximo, lo que implicará un aumento de las expectativas de inflación y que el IPC en la Eurozona repunte a niveles superiores al 1,5%.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en el Viejo continente sube un 0,04%, hasta los 78,54 dólares por barril; mientras que el West Texas estadounidense avanza un 0,18%, hasta los 71,50 dólares por barril.

Por su parte, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,174 billetes verdes.

Así las cosas, la atención en la jornada de hoy se centra en la tregua que EEUU y China han alcanzado, acuerdo por el que el gigante asiático aumentará las importaciones de productos procedentes de EEUU, reduciéndose el déficit comercial que este último país mantiene con China.

El domingo, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, señaló que las dos mayores economías del mundo acordaron abandonar sus amenazas arancelarias, mientras trabajan en un acuerdo comercial más amplio. El sábado, Pekín y Washington dijeron que seguirían hablando sobre medidas bajo las cuales China importaría más energía y productos agrícolas de Estados Unidos para bajar el déficit comercial anual de 335.000 millones de dólares.

En la media sesión europea, los futuros de Wall Street suben. Los del Dow Jones avanzan un 0,89%; los del S&P 500, un 0,54%, y los del Nasdaq, un 0,61%.