El Ibex se da la vuelta en los primeros minutos de sesión y desciende un 0,3% hasta los hacia los 14.372 puntos. El selectivo, que ha comenzado la jornada en positivo apoyado por los máximos alcanzados al cierre de los mercados americanos, busca una consolidación que permita de nuevo la entrada de dinero en el selectivo.
Los bajos volúmenes que anotó la bolsa española en las últimas jornadas sitúan al índice como el más rezagado de entre las compañías europeas. La evolución del mercado español “dependerá de la evolución del resto de las bolsas, pero mientras siga la incertidumbre en el sector inmobiliario estará difícil continuar en positivo” asegura Javier Barrio, Responsable de Ventas Instritucionales de BPI: