La renta variable española arranca el día con nuevos retrocesos. Cede un 0,5 por ciento, para colocarse en los 14.644 puntos. El cierre negativo de Wall Street no ayuda, y a la presión de próximas subidas de tipos se suma la presión de la rentabilidad de los bonos, que se colocan en máximos de los últimos años. Sólo uno de los 35 del Ibex comienza el día en positivo: Sacyr Vallehermoso.
La bolsa afronta la última sesión de la semana con nuevos retrocesos, con caidas para el Ibex del 0,5 por ciento. La “resaca” provocada por la última subida de tipos del BCE ha dado pie para que el mercado continúe con una corrección técnica. Inmobiliarias y constructoras, muy sensibles a la evolución de tipos, son las más perjudicadas en este contexto. De este modo, Colonial se coloca en los primeros compases de la sesión como compañía más perjudicada por las ventas: recorta casi un 3 por ciento. Mal día también para Cintra o Gamesa, ambas con un retroceso de más del 2 por ciento, mientras que entre los pesos pesados, lo peor se lo lleva el BBVA, con caidas del 1,05 por ciento. Es un día, por cierto, muy “movido” para el sector bancario, por la posibilidad de que en Francia >b>Societe Generale y BNP protagonicen una fusión. Metrovacesa, tras conocerse que saldrá del Ibex el próximo mes de julio, para dejar su puesto a BME, se deja un moderado 0,19 por ciento, después también de que UBS haya mejorado su recomendación sobre la constructora-inmobiliaria. Los títulos de BME, por su parte, se dejan un 0,28 por ciento, hasta los 42,30 euros. En el mercado contínuo, atentos también al último día de cotización en bolsa de Urbis, como consecuencia del cierre de su fusión con Reyal, para crear un nuevo grupo inmobiliario cotizado. A partir del próximo lunes 11 de junio será Reyal Urbis, la compañía resultante de la integración, la que comenzará a cotizar en lugar de Urbis. Al cierre del mercado de hoy se ejecutará el canje de acciones por el que se cerrará la fusión y su correspondiente inscripción en el Registro Mercantil. Los títulos de Urbis suman un 0,59 por ciento. Y en el resto de Europa, apertura a al baja. La peor plaza es la germana, con caídas para el Dax Xetra del 0,7 por ciento. En París, donde los inversores estarán muy pendientes del sector bancario, el Cac 40 se deja un 0,49 por ciento, mientras que el FT100 de Londres cede un 0,5 por ciento.