El Ibex continúa con los recortes y a media sesión retrocede un 0,6% hasta los 12.035 puntos motivado por la escasez de movimientos empresariales, una toma de beneficios que los analistas ven con normalidad después del espectacular mes de agosto que han tenido los mercados de la renta variable.
El Ibex continúa con los recortes y a media sesión retrocede un 0,6% hasta los 12.035 puntos motivado por la escasez de movimientos empresariales, una toma de beneficios que los analistas ven con normalidad después del espectacular mes de agosto que han tenido los mercados de la renta variable. Para Josep Prats, Director de gestión de patrimonios de Ahorro Corporación: "debemos esperar a octubre, momento en que las compañías publicarán resultados del tercer trimestre que servirán de orientación para conocer cómo finalizará el ejercicio y para empezar a hacer hipótesis de cara al próximo ejercicio. Hasta entonces nos moveremos en una banda muy estrecha en que podemos ver correcciones que en ningún caso serán muy marcadas".