El selectivo español inicia la sesión con leves subidas, consolidando las ganancias semanales por encima de los 9.600 puntos, con la atención en las acereras, tras la firma de los aranceles por parte del presidente Trump, y en el rebote de Abertis, tras las caídas generadas al conocer los planes de Atlantia y ACS. A la espera del dato de empleo de EEUU y todavía resonando las palabras del presidente del BCE, las bolsas europeas abren con tendencia mixta.

Apertura mixta en Europa después de que las bolsas europeas cerrasen ayer con claras subidas y en máximos de la sesión. Wall Street cosechaba también avances, al igual que los mercados asiáticos.

Las subidas se producen después de que el Banco Central Europeo (BCE) mantuviera tras su reunión de ayer su política monetaria en los mismos términos, tal y como se esperaba, pero eliminó del comunicado la posibilidad de aumentar la compra de bonos si fuera necesaria, algo que apunta a cierto endurecimiento de su postura.

“Tras reiterar que su actual programa de compra de activos en los mercados secundarios se mantendría hasta su vencimiento en septiembre o “más allá” de ser necesario, el Consejo retiró de su comunicado su compromiso de incrementar el importe de estas compras de considerar que la marcha de la economía lo requeriría. Ese pequeño “matiz” propició una reacción inmediata en los mercados de bonos, con un repunte de sus rentabilidades, y en el euro, que se fortaleció frente al dólar. Sin embargo, esta primera reacción duró poco, diluyéndose a medida que hablaba en rueda de prensa el presidente del BCE, el italiano Draghi”, explican los expertos de Link Securities.

Por otro lado, el BCE mantuvo las previsiones de inflación para este año ancladas en el 1,4%, e incluso rebajó una décima las 2019 al 1,4%, lo que eliminó cualquier miedo a subidas de inflación. También elevó las previsiones de crecimiento para este año una décima hasta el 2,4% en comparación interanual, dejando estables las de 2019 en el 1,9%. Tampoco se mostró demasiado preocupado por el daño arancelario. El euro y la rentabilidad de los bonos europeos reaccionaron a la baja, mostrando una interpretación dovish.

Por otro lado, ayer se confirmó la aceptación por parte de EEUU y Corea del Norte para celebrar un encuentro en mayo. El desafío coreano de las pruebas nucleares parece que se suspende. Los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un se verán cara a cara. “Esta noticia es un factor positivo para la estabilidad de los mercados”, consideran los analistas de Alphavalue.

En la misma línea, los analistas de Link Securities subrayan que “este acercamiento reduce a mínimos la tensión en la región, algo que ya había comenzado a ocurrir con la participación de Corea del Norte en las Olimpiadas de Invierno celebradas en Corea del Sur. Todo parece indicar que las fuertes sanciones impuestas al régimen comunista están empezando a pasar factura”.

Mientras tanto, ignorando las repetidas advertencias de numerosos aliados, el presidente estadounidense ha impuesto este jueves aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio. Sin embargo, México y Canadá quedarán exentos por ahora de esa tasa. "No tomamos estas acciones por elección, sino por necesidad", indicó Trump en un acto en la Casa Blanca.

En la sesión de hoy, la principal referencia de la jornada será el informe de empleo de EEUU, con especial atención a las nóminas no agrícolas y el promedio de ingresos por hora. Además, dos miembros de la Reserva Federal tomarán la palabra Eric Rosengren, presidente de la Fed de Boston y su homólogo de Chicago Charles Evans. En Europa se conocerá la producción industrial de enero de varios países.

Así las cosas, las principales bolsas europeas abren con tendencia mixta. Fráncfort baja un 0,11%, y París, un 0,14%, mientras que Londres avanza un 0,89%. El Euro Stoxx 50 cede un 0,11%.

Por su parte, el euro repunta levemente frente al dólar y se intercambia a 1,231 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent sube un 0,39% hasta los 63,84 dólares por barril.

En España, destaca que ayer la revista de negocios Wirtschaftswoche publicaba que Telefónicaestudiando vender su filial Telefónica Deutschland. El artículo señala según fuentes no identificadas que se han planteado consideraciones y escenarios preliminares sobre la división germana de la teleco, pero que aún no se ha realizado un mandato a banqueros de inversión. El objetivo sería reducir la abultada deuda.

La atención se mantiene asimismo enACS y Abertis, después de que la compañía presidida por Florentino Pérez y Atlantia comunicasen que exploran la posibilidad de lanzar una opa conjunta sobre la concesionaria española o cualquier otra fórmula para después llegar a un acuerdo sobre el reparto de los activos de la compañía. El acuerdo pasaría por el reparto equitativo de los activos españoles e internacionales de Abertis entre los dos contendientes.

Roberto Berzal, Sales Trader de Orey iTrade explica que el posible reparto entre ACS y Atlantia, tanto de los activos españoles de Abertis, como los internacionales, es un planteamiento que encaja en parte con el plan inicial que tenía contemplado cada compañía. De momento es complicado hacer una estimación de qué activos se quedaría ACS o cuales Abertis.

Por otro lado, Santander Consumer USA Holdings (Scusa), la filial financiera de Banco Santander en EEUU, ha anunciado un acuerdo con la tecnológica especializada en el sector automovilístico AutoGravity para agilizar y simplificar el proceso de compra de automóviles. A través de esta alianza, las ofertas financieras de Scusa estarán disponibles para los clientes de AutoGravity en todo el país a través de la aplicación móvil AutoGravity.

Las acciones de Edreams Odigeocayeron ayer después de que la agencia de viajes online comunicase que tras recibir muestras de interés por parte de inversores potenciales no se ha materializado ninguna operación, al poner en duda el plan de la empresa al asignarle un perfil de riesgo mayor. La compañía afirmó que continuará con la ejecución de su plan de negocio con los fondos Permira y Ardian.

Duro Felgueravolvió ayer a cotizar, tras la suspensión del miércoles, y lo hizo con abultadas caídas después de que al cierre de la jornada anterior, la compañía anunciase que espera ampliar capital por  entre 100 y 125 millones y ajustará patrimonio y deuda antes de ampliar capital.

Con todo, en la apertura de la sesión, el Ibex 35 sube un 0,06%, hasta los 9.651,1 puntos.

Las ganancias las lidera Grifolsque avanza un 0,47%, por delante deAbertisy de Aena, que se revalorizan un 0,38% y un 0,32%, respectivamente.

Las pérdidas las encabezaArcelormittal, que cae un 1,84%, seguido deAmadeus, que cede un 0,47%, y de Acerinox, que se deja un 0,33%.

En elMercado Continuo, la mayor subida es la Oryzon Genomics, que sube un 3,01%, mientras que el mayor descenso es el deDogi, que retrocede un 2,67%.