El Ibex 35 vive una jornada de menos a más. Del pánico inicial –con retrocesos de más del 1 por ciento en la apertura, para dejar atrás los 14.400 puntos- se ha pasado a la “calma”. El dinero ha llegado a los valores directores -Telefónica y los grandes bancos- de manera que, a media sesión, el selectivo del contínuo camina con suevas alzas del 0,05 por ciento hasta los 14.542 puntos. Ferrovial, Inmocaral y BME lideran las alzas del selectivo del contínuo. En el resto de Europa, el FT100 de Londres "escapa de los números rojos" y el Cac 40 de París sufre un severo recorte, del 2,4 por ciento.
El “desplome” vivido en la última sesión y los retrocesos iniciales en esta jornada han dejado a muchos valores a precios muy atractivos de compra, que –como era de esperar- los inversores no han dejado escapar. Tras los miedos iniciales –motivados por la caída de más de 300 puntos en Wall Street y los temores renovados a que la crisis del mercado de crédito se extienda a toda la economía estadounidense- los inversores han optado por actuar “con la cabeza fría”. Han tomado posiciones, sobre todo, en pesos pesados como Santander, Telefónica y BBVA. A pesar de ello, a media sesión, la operadora Telefónica se deja un 0,3 por ciento al igual que el BBVA, mientras que el Santander – que celebra Junta Extraordinaria de Accionistas para aprobar la ampliación de capital necesaria para abordar la compra en consorcio de ABN Amro- avanza un 0,96 por ciento. Según Juan Carlos Costa, director de Kostarof.com, se trata de valores que "presentan un buen aspecto técnico".