El parqué madrileño sumó hoy su quinta jornada consecutiva de descensos, al caer un 3,28%, aunque el Ibex 35 el logró salver el nivel de los 9.000 puntos (9.046,1). El los últimos cinco días el Ibex acumula una caída del 13,78%, el mayor desplome semanal desde la semana del 6 al 10 de octubre de 2008, cuando cayó 21,2%. El selectivo logró contener al cierre la caída, pero tras la apertura en 'rojo' de Wall Street llegó a ceder más de un 4%, hasta situarse por debajo de los 9.000 puntos, cota que no alcanzaba desde mayo de 2009.