La avalancha de datos macroeconómicos conocidos a uno y otro lado del Atlántico no ayudaron a escalar posiciones a un selectivo dominado, un día más, por la volatilidad. Cerró la sesión con un ligero avance del 0,09% hasta 13.229 puntos. Las peticiones semanales de subsidios de desempleo en EE.UU sufrieron su mayor aumento (69.000 nuevas solicitudes) desde el huracán Katrina. Dato que se unió a los conocidos en la eurozona y que tampoco sentaron bien al mercado. La inflación creció una décima en enero hasta situarse en el 3,2% y volvió a bajar el índice de sentimiento económico. Empujaron al selectivo en su escalada alcista, Telefónica que terminó con un repunte del 1,30% e
Iberdrola que fue la que más subió al repuntar un 6,49% después de que EDF comunicara al Gobierno francés su interés por el mercado español. En prensa, se publicó que la alemana E.On podría plantearse entrar en la puja desatada en torno a la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán. Otra eléctrica,
Endesa fue noticia porque la Comisión Europea anunció la apertura de un procedimiento de infracción contra España por no haber retirado las condiciones ilegales a la opa de Enel y Acciona sobre la compañía española. Cerró con un recorte del 0,32%. Apoyó al selectivo con sus ganancias la Inmobiliaria Colonial que subió un 5,59% después de que un fondo de inversión de Dubai se interesó en estudiar el lanzamiento de una OPA sobre la compañía.
Gráfico Ibex