La Bolsa de Madrid cerró al alza, aunque lejos de las máximas de sesión, después de que Wall Street entrara en negativo, según agentes, que destacan los repuntes de SCH y Jazztel. El Ibex-35 cerró con un avance de 94,0 puntos, un 0,86%, a 11.056,8 tras fluctuar en una banda de 11.000-11.101, y con un volumen escaso de 2.851 millones de euros.
La Bolsa de Madrid cerró al alza, aunque lejos de las máximas de sesión, después de que Wall Street entrara en negativo, según agentes, que destacan los repuntes de SCH y Jazztel. El Ibex-35 cerró con un avance de 94,0 puntos, un 0,86%, a 11.056,8 tras fluctuar en una banda de 11.000-11.101, y con un volumen escaso de 2.851 millones de euros. La bolsa abrió con avances y caminó por territorio positivo toda la mañana, en línea con lo que acontecía en el resto de Europa gracias a la subida de los futuros estadounidenses y la bajada del petróleo. Por la tarde, los índices siguieron ganado terreno, aunque se alejaron de la máximas del día en línea con el descenso de Wall Street.