La bolsa de Madrid perdía terreno a mediodía por una ligera toma de beneficios y por la debilidad de los futuros estadounidenses, mientras el mercado se prepara para recibir una remesa de resultados empresariales a ambos lados del Atlántico, según agentes.
La bolsa de Madrid perdía terreno a mediodía por una ligera toma de beneficios y por la debilidad de los futuros estadounidenses, mientras el mercado se prepara para recibir una remesa de resultados empresariales a ambos lados del Atlántico, según agentes. A las 12.58, el índice IBEX-35 se descontaba 52,2 puntos hasta 13.568,5, tras fluctuar en una banda de 13.547-13.635 con un volumen de 1.100 millones de euros.