El Ibex aumenta las pérdidas a media sesión y retrocede un 0,38% hasta los 11.061 puntos, cada vez más cerca de perder la barrera de los 11.000 puntos de nuevo, y con una elevada volatilidad e incertidumbre que no deja a los mercados despegar.
El Ibex aumenta las pérdidas a media sesión y retrocede un 0,38% hasta los 11.061 puntos, cada vez más cerca de perder la barrera de los 11.000 puntos de nuevo, y con una elevada volatilidad e incertidumbre que no deja a los mercados despegar.