El Ibex abre con un recorte del 0,3% hasta los 11.595 puntos arrastrado por el mal cierre de Wall Street el viernes pero tratando de beneficiarse del retroceso en los precios de crudo así como del inicio de los resultados empresariales del segundo trimestre del año.
El Ibex abre con un recorte del 0,3% hasta los 11.595 puntos arrastrado por el mal cierre de Wall Street el viernes pero tratando de beneficiarse del retroceso en los precios de crudo así como del inicio de los resultados empresariales del segundo trimestre del año.