Poco ha durado la alegría. A pesar del rebote inicial de la sesión- que ha llevado al selectivo español a recuperar los 9.200 puntos - el Ibex 35 se ha dado la vuelta y ha comenzado a cotizar en negativo. Tanto es así que ha llegado a perder los 9.000 puntos. BME y Telefónica son los únicos valores que intentan nadar a contracorriente.

A pesar de las buenas noticias - el Tesoro ha conseguido colocar 3.300 millones de euros en bonos a tres años aunque a un interés que roza el 5%- el Ibex 35 no logra mantener el rebote con el que ha comenzado la sesión. Poco antes de conocer la decisión del BCE acerca de los tipos de interés, el selectivo español cede un 0.3% y cotiza  sobre los 9.000 puntos. Nivel que ha llegado a perder en la sesión.

Una penalización que llega liderada por valores como Amadeus , que supera el 6% de caída, así como ArcelorMittal e IAG  que pierden algo más del 4% en la sesión. Números rojos que salpican también a los grandes valores: Banco Santander desciende un 0.3% y cotiza en los 6.65 euros mientras que BBVA recoge beneficios al ritmo del 0.49% que le lleva a los 6.70 euros. Por el momento, Telefónica logra salvarse de la quema. Suma un 0.8%, con lo que el precio de las matildes se intercambian por 15.25 euros.

Los expertos recomiendan estar pendientes de los 9.000 puntos pues "en caso de que el selectivo español los pierda los grandes valores también perderán sus soportes", reconoce Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFi. Soportes que, en el caso de BBVA, está en los 6.65 euros "y que le llevaría a un tramo bajista con siguiente objetivo en 5.50 euros". Para Telefónica este experto recomienda vigilar los 15 euros pues "de perderlos irá a buscar los 14,50 e incluso 14 euros" en el corto plazo.