Se suponía que la sesión de hoy iba a estar marcada por la reunión del BCE y la onda expansiva que sigue llegando de Estados Unidos y su política arancelaria. Por supuesto que las dos situaciones han impacto en los mercados, pero la jornada ha dado para más y el interés de los inversores ha estado concentrado en el flujo de noticias que llegaba desde el ámbito corporativo. Hoy el selectivo español ha logrado colocarse por encima de la cota de 9.600 puntos.

En concreto, el Ibex 35 ha subido un 0,49% para cerrar en 9.646 puntos, con ACS como líder indiscutible del selectivo, con una subida del 7,75. Abertis ha confirmado a la CNMV que tanto la compañía que preside Florentino Pérez, como a la concesionaria italiana Atlantia han mantenido conversaciones para llegar a un acuerdo y dividirse la compañía. Eso sí, por el momento no parece que no hay nada escrito. Eso, sin embargo, ha repercutido en la compañía catalana, que se ha dejado un 3,97% durante la sesión.

No ha sido la única noticia. La sesión comenzaba con la vuelta a la cotización de Duro Felguera después de permanecer suspendido todo el miércoles y lo ha hecho con un desplome que  ha llegado a rondar el 40% durante algunos momentos de la sesión. Finalmente ha terminado con un descenso del 34,62% tras reconocer pérdidas de 190 y una ampliación de capital de entre 100 y 125 millones de euros. Antes, eso sí, hará un ajuste patrimonial y reducirá su deuda hasta 85 millones de euros. Todos estos ajustes, desde luego, permitirían sobrevivir a la compañía generando una fortísima dilución a los actuales accionistas de la empresa. Habrá que ver qué noticias se conocen del consejo que se celebrará la semana que viene,.

No ha sido la única empresa en sufrir un fuerte desplome. Otra que hoy ha reaccionado con caídas del 26,93% ha sido Edreams Odigeo tras reconocer a la CNMV que ha recibido muestras de interés por parte de algunos inversores, pero que no ha llegado a un acuerdo. Hay que recordar que el valor se disparó desde principios de noviembre cuando anunció que estaba estudiando diferentes opciones estratégicas entre las que encontraba la entrada de inversores. No ha sido posible.

Todo lo contrario ha ocurrido con Telefónica, que parece que se ha puesto en marcha para lograr reducir su deuda activando todos los procesos de desinversión que ansía el mercado. Ayer Bankinter publicaba que en su opinión la desinversión de O2 podría comenzar antes del verano, hoy los medios publican que la compañía está estudiando la venta de su filial alemana, Telefónica Deutschland. Una unidad que estaría valorada en unos 11.000 millones de euros.  El valor ha reaccionado con alzas del 2,06%.

José Luis herrera, analista de CMC Markets señalaba esta mañana a Estrategias de Inversión que “la zona relevante de soporte de Telefónica 7,45-7,5 euros, niveles de junio 2016, se ha comportado como zona de giro por el momento y son los niveles que no debe perder la cotización para seguir confiando en la bondad del valor. La salida de dicha zona ha coincidido además con una salida del RSI desde zona de sobreventa extrema. La confirmación tiene que venir con la superación de la directriz bajista mostrada en el gráfico, actualmente en niveles de 8,3 euros. Superada dicha zona, se enfrentaría a la importante directriz bajista de largo plazo en la zona de los 11 euros por acción, que sería el objetivo a conquistar para los próximos meses”, afirma el experto.

Telefónica

Fuera del entorno español, Mario Draghi ha vuelto a dominar la escena hoy. El comunicado de la última reunión del comité de política monetaria ha dado como resultado la eliminación de una frase significativa que llevaba en los documentos del BCE desde 2016. En concreto, la autoridad monetaria ha retirado la frase “el tamaño o la duración de las compras del programa QE se ampliará si las condiciones económicas lo exigen”. Stefan Isaacs, gestor y director adjunto del área de renta fija minorista de M&G, indica que “el BCE probablemente empiece a encaminarse progresivamente hacia el endurecimiento de su política monetaria. Los próximos pasos previsiblemente serán el anuncio de otra reducción de su programa de compra de activos antes de ponerle fin definitivamente más adentrado el año, a lo que podría seguirle una subida de tipos en 2019”. Lo ha hecho tras mejorar sus previsiones de crecimiento de 2018 hasta el 2,4%.

El experto señala que “en nuestra opinión, este enfoque concuerda con un crecimiento económico por encima de la tendencia, la continua reducción de la brecha de producción y el aumento gradual de las presiones inflacionistas hacia los niveles objetivo”.

Como consecuencia, el dólar se ha revalorizado llevando el cambio EURUSD hasta el nivel de 1,23.

En el mercado de divisas el oro cotiza en 1.325 dólares la onza y el Brent en 64,13 dólares el barril.